viernes, 21 de setiembre de 2007

CARACOL AFRICANO EN VENEZUELA

Cuando identifiqué unos ejemplares de caracoles de El Limón como pertenecientes a la especie conocida como Caracol Gigante Africano, Achatina fulica, nunca imaginé que despertará tanto interés en personas que, sin ningún conocimiento, se dedicarán a divulgar y alarmar a la población y hasta inventar aspectos totalmente alejados de la realidad. Pude también darme cuenta como un problema de esta naturaleza, es tomada por muchos para figurar o como excusa para involucrarlo en la política del acontecer diario venezolano. La historia de la civilización humana está llena de introducciones de animales a lugares donde no existían y en la mayoría de los casos los resultados han sido negativos. Australia es uno de los mejores ejemplos y está bien documentada. Durante muchos años profesores de zoología de los futuros agrónomos de la Universidad Central de Venezuela insistimos en los riesgos de introducir especies foráneas y uno de los ejemplos que usamos fue la posibilidad remota de que el caracol gigante africano, Achatina fulica, cuya introducción en otros países había resultado catastrófica. Enseñamos que debíamos ser muy precavidos para que esta especie de molusco terrestre no entrara a nuestro país, ni como mascota y mucho menos para establecer crías para comercializar su carne para el consumo humano. Ahora es tarde. De alguna manera personas ignorantes del problema pero muy interesados en ganar dinero fácil establecieron crías ilegales y como era de esperarse algunos ejemplares escaparon de su cautividad. ¿Cuándo pasó? Es difícil determinarlo, pero este año 2007 han aparecido en el país poblaciones muy altas de este caracol en algunas localidades de los estados Aragua, Portuguesa y Sucre. Posiblemente haya sido en fecha reciente porque el crecimiento poblacional del caracol es explosivo y sólo esperamos que con el tiempo disminuyan al enfrentar los elementos de su nuevo ambiente. Ahora podrá aparecer de pronto en un lugar como una plaga agrícola alimentándose de las muchas plantas que pueden formar parte de su dieta. Prefiere las hojas, pero también puede comer flores, frutas, tallos y hasta órganos subterráneos como raíces y tallos. En especial están en alto riesgo las siembras de hortalizas, pero puede causar daños graves en otros cultivos como café, cacao, frutales y ornamentales, entre otras. Pero hay otro peligro potencial, este caracol puede llevar como hospedero intermediario a dos especies de nemátodos cuyo hospedero definitivo son los ratones y ratas, pero accidentalmente también los humanos. Uno es el nemátodo Parastrongylus cantonensis, conocido desde hace muchísimos años y accidentalmente es capaz de entrar al torrente sanguíneo de un ser humano, llegar al cerebro y causarle meningitis eosinofílica o meningencefalitis que puede ser fatal. Otro nemátodo, Paraestrongylus costaricensis, también tiene como hospedero definitivo a los roedores y accidentalmente al ser humano causándole afecciones intestinales y peritonitis. ¿Qué nos espera con esta indeseable introducción del caracol gigante africano? No lo podemos saber, pero lo que si es seguro es que necesitamos investigar muchos aspectos de su comportamiento en nuestro ambiente y enfrentar el problema con la seriedad que el caso amerita y no aprovecharse del problema para figurar sin importarles inventar y alarmar a los venezolanos que creen sin vacilar en lo que leen o ven en los medios de comunicación.

7 comentarios:

Jorge dijo...

Hay actualmente algun programa de control establecido por los Gobiernos regionales? o el SASA? Aqui en USA se dio el caso que en 1966 se liberaron en algun lugar de Miami, Florida, tres de estos caracoles (la misma especie) que habian sido traidos desde Hawaii y habian sido mantenidos como mascotas por algun tiempo. Siete años despues mas de 18.000 se habian encontrado. El programa de erradicacion del estado de Florida se tomo unos 10 años, a un costo de un costo de 1 millon de dolares.
Yo creo que la unica manera de contrarestar a las comunicaciones alarmistas es una campaña educativa coordinada por el SASA y de alli a las gobernaciones y alcaldias con apoyo de la prensa regional (me da la impresion que las notas alarmistas vienen no solo desde los medios de comunicacion - aunque yo no he visto ninguna nota de prensa al respecto - sino de gente que esta preocupada pero no conoce la situacion desde el punto de vista cientifico - he visto una nota de internet muy alarmista, pero que da telefonos y direcciones gubernamentales a donde acudir y donde reportar el problema; sera que salio de alguna oficina gubernamental? -).

Lo cierto es que es un problema grave, pero que bien manejado podria ser resuelto. Mantennos informados.

Anónimo dijo...

Soy Catherine Matheus, vivo en Maracay, y no pertenesco a ningun grupo político, me mueve es la gran preocupación por el bienestar y la salud de mis hijos, en las escuelas donde asisten mis hijos, en La Coromoto, Escuela José María Benitez, y el Preescolar INAVI. Estan estos CARACOLES AFRICANOS. Y como usted sabe SI pueden llegar a ser causa fundamental de enfermedades,como fiebre,diarreas,derrames internos y hasta un tipo especifico de meningitis.Por lo tanto me mueve es la preocupación por la salud de mis hijos principalmente.Logicamente hablando con propiedad puedo decirle que el caso de los caracoles si es un problema "PROBLEMA" Y PERSONAS INTELIGENTES lo consideran una plaga. GRACIAS.

Anónimo dijo...

Buenas noches Dr Alberto. le escribo estas lineas por que estoy muy procupado por que tengo en mi casa unos caracoles con los cuales hago un pequeno proyecto personal y desde que lei su comentario de opinion acerca de "CARACOL AFRICANO EN VENEZUELA" tengo una confusion gradisima de si estos que yo tengo desde hace un mes son los famosos Achatina fulica o los venezolanitos Orthalicus maracaibensis como los mostrados en el siguiente articul:
http://www.ceniap.gov.ve/pbd/RevistasCientificas/Agronomia%20Tropical/at4904/arti/ordosgoitti_a.htm

Como no conozco bien su taxonomia ni sus costumbres quisiera saber como podria identificar de que especie se trata.

De antemano disculpe por mi intromision pero es que de verdad me preocupa mucho la situacion y quiero tomar cartas en el asunto si quiere le mando fotos de los ejemplares.

Esperando y muy agradecido de su pronta respuesta y de ser posible a mi correo marcher85@hotmail.com.

Marco Hernandez

Cecilia Pachano dijo...

Estimado doctor Fernández Badillo:

Vivo en Guatire, municipio Zamora del estado Miranda, en el sector El Ingenio. Acá desde hace como un año vemos como aumenta explosivamente el crecimiento de estos caracoles. Lo hemos reportado al Ministerio del Ambiente y las personas que nos han respondido al parecer carecen de la experticia técnica requerida para atender el problema por que la solución que nos han sugerido es que cortemos todos los árboles, levantemos la capa vegetal y la reguemos con gasolina o gasoil. Para colmo nos remiten a la alcaldía para que sea ese organismo el que asuma el control de la plaga. Le confieso que soy periodista, y, por supuesto, carezco de mayores conocimientos de zoología, pero la propuesta me parece realmente bizarra, especialmente por que el urbanismo en el que resido está cerca del Río El Ingenio, al lado de lo que algún día será el Parque Zoobotánico El Ingenio y en las cercanías del Parque Nacional El Avila. ¿Hay algún experto en el país que pueda asesorarnos sobre como enfrentar esta plaga sin destrozar el medio ambiente?

Anónimo dijo...

De gran importancia esta información dado que en Puerto La Cruz, se han presentado algunos casos de enfermedad por utilizar la baba del caracol. Felicitaciones. Creo señalarle, aunque de menos importancia, que la grafía nematodo no lleva acento.

mauricio aquino dijo...

recomendo a leitura do seguinte artigo... para a tranquilidade da população da venezuela.
www.smtpilimitado.com/kennel/AliancapelaVidaEspanhol.pdf

Anónimo dijo...

Hola mi nombre es Karem Colmenares, resido en guatire edo. miranda en un sector popular llamado el milagro desde aprox. 1 año e notado la proliferacion de estos caracoles sobre todo en epoca de lluvia, y me preocupa la falta de informacion que poseen todos los habitantes del sector puesto que vi a niños jugando con esos caracoles y a otros aplastarlos con los pies descalzos, el ministerio de salud deberia organizar charlas educativas respecto a este animal exotico puesto que se dice muchas cosas de el; tengo entendido que ellos pueden alojar parasitos que pueden causar la inflamacion de las meninges y del cerebro, y de otro parasito que causa enfermedades en los intestinos, y muy importante que nos expliquen las diferencias del africano con la Guacara nombre que se le da al criollo