miércoles, 23 de mayo de 2007

RANAS ARLEQUINES EXTINTAS

En la década de los ochenta, antes de que algunos científicos dieran a conocer un alerta por la disminución de las poblaciones de ranas en lugares distantes del mundo, llamamos la atención de que algo debería estar pasando en los bosques nublados de Rancho Grande del Parque Nacional Henri Pittier, al norte de Maracay en Venezuela. ¿Por qué pensamos que algo estaba cambiando? Simplemente algunas especies muy comunes año tras año no fueron vistas de nuevo a pesar de que el bosque no mostraba ningún cambio aparente. Una de las especies cuya desaparición llamó más la curiosidad fue la del sapito verde rayado o rana arlequín de Rancho Grande. Tan común que era casi imposible no toparse con un ejemplar al poco rato de llegar a la Estación Biológica de Rancho Grande. Bien alrededor de los riachuelos dentro del bosque, en los charcos de las lluvias en los patios y jardines o en cualquier parte de las paredes húmedas y cubiertas de musgos del viejo edificio, se podía encontrar al sapito rayado. Nunca pasaban desapercibidos a la vista de algún visitante que se quedaba impactado por su belleza. Su nombre científico es Atelopus cruciger y además de conocerce como sapito verde rayado de Rancho Grande, también le dicen sapito verde, rana arlequín o ranita verde rayada. Ciertamente es una hermosa rana para poder pasar inadvertida, con su coloración verde amarillenta con manchas negruzcas, algunas alargadas, tanto en el dorso como en sus patas que le dan una apariencia atigrada. Ventralmente son de un color blanco amarillento uniforme. Las hembras miden entre 30 y 50 mm, mucho mayores que los machos que tienen entre 20 y 35 mm de largo. Aunque su popularidad se debió a su presencia común en Rancho Grande, también ha sido observada en otros lugares de la Cordillera de la Costa venezolana. ¿Qué pasó con esta rana que de pronto ya no siguió siendo común? No se sabe exactamente las razones, pero ciertamente lo mismo le ha sucedido a muchas otras especies de ranas en el mundo. ¿Será un producto de los cambios climáticos? ¿De la contaminación? Más recientemente se ha señalado la posibilidad de que algunas poblaciones de ranas hayan enfermado por un hongo patógeno de anfibios. Este hongo, Chytridiomycota (quítrido) ha sido identificado como Batrachochytrium dendrobatidis y ha sido encontrado en algunos ejemplares del sapito rayado de Rancho Grande. Pero ¿Cómo y cuando llegó este hongo a lugares tan distantes unos de otros como los de América, Europa o Australia? ¿Existía ya en estos ambientes naturales? Gracias a colecciones de ranas efectuadas en el pasado se ha podido conocer que al pie de estas mismas montañas de Rancho Grande, mucho más cerca de la ciudad de Maracay, vivía también otra especie de rana arlequín, la ranita amarilla, Atelopus vogli. Al parecer también era muy común, pero en los bosques de los riachuelos que forman el río Güey, a pocos kilómetros aguas abajo de Rancho Grande. Esta especie, de color amarillento, es considerada hoy día la única especie de anfibio extinto de Venezuela y la última vez que fueron observadas fue en 1933. ¿Le pasó a esta ranita amarilla de Maracay lo que ahora enfrenta la ranita de Rancho Grande? Ambos hábitat están muy cercanos dentro de un área protegida, aparentemente originales pero afectados por frecuentes incendios de vegetación y rodeadas de zonas urbanas e industriales. ¿Ha cambiado el clima en este lugar a tal punto de afectar estas ranas? ¿Será un efecto de la contaminación atmosférica? ¿De los incendios de vegetación? ¿Han podido cambiar los efectos patógenos de este hongo u otros organismos en la naturaleza? ¿Podrán haber llegado estos patógenos como consecuencia de alguna actividad humana? ¿Existirá lluvia ácida en esta región? ¿Podrá tener efecto sobre estas ranas? Muchas interrogantes con pocas e incluso diferentes respuestas en relación a las localidades donde han desaparecido otras especies de ranas. Por eso afirmamos nuevamente "Las ranas pueden estar diciéndonos que algo está pasando con nuestro ambiente, pero somos sordos a este llamado".

4 comentarios:

Joshua dijo...

Alberto! It's so nice for me to have found this blog of yours, it's so interesting. I sure hope and wish that you take courage enough to pay me a visit in my PALAVROSSAVRVS REX!, and plus get some surprise. My blog is also so cool! Off course be free to comment as you wish.

Jorge dijo...

A medida que el clima va cambiando, muchas especies van a ir desapareciendo, frecuentemente debido al cambio de la dinamica de diversas enfermedades. Ya se han publicado diversos trabajos en los cuales se muestran extinciones en masa de diversos anfibios debido a "outbreaks" de patogenos. Estos "outbreaks" parecen estar intimamente relacionados con el calentamiento global. Varios Atelopus, asi como Bufo periglenes, estan en la lista de los que han desaparecido y ciertamente el hongo que mencionas (Batrachochytrium dendrobatidis)aparece implicado en esos casos. No existe hoy noinguna duda que el cambio climatico esta promoviendo que aumenten ciertas enfermedades infecciosas y esta erosionando a la Biodiversidad. Sin duda, entre otras cosas, es necesario comenzar a reducir la concentracion de emisiones que promueven el efecto invernadero. ..."pa' luego es tarde!" dicen por ahi!

Carmen dijo...

No sera por los constantes incendios anuales que acaban con el habitat de estas ranitas? Ahorita mismo esta quemandose el Henry pittier... Tiene mas de un mes en pleno incendio, si de verdad ya desaperecio la hermosa ranita arlequin, que espero no sea asi, seria porque era la mas debil de la cadena, y quien sabe cuantas otras species se extinguieron antes y nunca lo supimos. Lo que importa es que detengamos esta masacre a la naturaleza para que no se extingan otros animalitos del Rancho Grande...

Pedimos ayuda a gritos, salven el ecosistema de Nuestro Parque Nacional, es segunda vez que se quema a tal magnitud, y la biodiversidad de las plantas, de los animales mamiferos, de los insectos, de todo? No los dejemos morir, los ultimos de la cadena somos nosotros, algun dia sufriremos la consecuencias en carne viva...

HELP SOS

Anónimo dijo...

Voy a demostrar q no esta extinta este es mi correo aguamanchi@hotmail.com soy nacido en las montañas del Henri pittier y e visto especies como de anuros incectos e incluso aves q nunca se an registrado en un libro