martes, 13 de abril de 2010

BAJO PERFIL (Parte III) ¿POR QUÉ NO SEGUIMOS TRABAJANDO EN LA COLECCIÓN DE VERTEBRADOS DEL MUSEO DE DE LA FACULTAD DE AGRONOMÍA DE LA UCV (MIZA-UCV)

En respuesta a ¿Por qué al jubilarte de la Facultad no siguió nadie más trabajando en la Colección de Vertebrados del MIZA? ¿Por qué después de tantos años de dedicación a una colección tan valiosa, levantada con la ayuda de tantos, dejan que ahora se pierda?
Debo señalar que, una vez jubilado y todavía siendo Jefe de la Sección de Vertebrados del MIZA, estaba ganado a la idea de continuar con mi labor sin involucrarme en lo que no estaba relacionado exclusivamente con el manejo científico de sus colecciones. Pero en una hábil y premeditada jugada sucia, totalmente alejada de la legalidad de los reglamentos del MIZA, fui sustituido como Jefe de la Sección y días después, sin justificación alguna, también fueron borrados como curadores las personas que habían hecho una excelente labor en estas colecciones trabajando a mi lado durante muchos años. En comunicación, el 22 de enero de 2001, le señalé al Director del Instituto: “¿Es así como debe funcionar una institución como nuestra Universidad? ¿Hay razones académicas para destituirme de un cargo no político y que por experiencia y ausencia de personal calificado podía seguir ocupando únicamente por mi interés en esa colección? Usted mismo señala que mis planteamientos buscan salvaguardar información, especímenes, ambientes e ideas a las cuales dediqué más de 25 años por tradición familiar y convencimiento propio. De ser así... ¿Por qué mi remoción es avalada por el Consejo Técnico y el propio Director del Instituto? Le agradezco su ofrecimiento para que me ocupe sólo de un grupo, pero no puedo hacerlo de ninguno bajo estas condiciones… No significa por ello que dejaré de estar pendiente del futuro de esta valiosa colección de vertebrados y estoy seguro que la historia y no los hombres de hoy, podrán juzgar imparcialmente esta decisión de ustedes y del abandono que, por experiencia y el conocimiento que tengo de los nuevos protagonistas, terminará tarde o temprano con este importante patrimonio. Agradezco mucho sus palabras en pro de la armonía y tratar de dar a entender que hay un ambiente cordial. ¡No creo que sea así! Le recuerdo que mucho más daño hacen las posiciones de indiferencia, aunque son más cómodas, que aquellas que nos obligan en la vida a tener una posición firme, sin dejar de reconocer nunca que podamos estar equivocados. Creo haber tenido el derecho de que estos asuntos fuesen tratados con una mayor seriedad, más universitaria y académica y no puedo entender que usted y otros miembros del Consejo Técnico puedan conformarse con respuestas tan simplistas como las dadas en su comunicación. Desde entonces no he visto el estado en que se encuentra la Colección de Vertebrados y ni siquiera conozco quien está en el cargo de Jefe de esta Sección, pero si he tenido conocimiento por terceros de que nadie la atiende y gran parte de ella se ha perdido e incluso se han sustraído especímenes y catálogos. ¿Y las colecciones de la Sección de Otros Invertebrados? ¿Y la propia Colección de Insectos? ¿Cuál ha sido su producción científica? ¿Se justificaba construir la nueva sede del MIZA como una obra tan costosa para unas colecciones que no son debidamente manejadas? Me atrevo a afirmar que la colección de vertebrados la van a dejar perder y ahora el súper edificio sólo será sede de la colección de insectos y de unos falsos universitarios que utilizaron sus poderes personales y políticos sólo para figurar, favoreciendo la pérdida de otras colecciones que eran patrimonio de todos los venezolanos. En 2007 solicité que los especímenes de vertebrados fueran donados a otra institución para salvarlos de su abandono, pero nada pasó. Apenas una pequeña parte del nuevo edificio pronto estará listo, con un alto costo en tiempo y dinero. Allí se mudará sólo un depósito de insectos con unos improductivos investigadores que pasaran el resto de su vida solicitando ayudas económicas para poder sobrevivir. La actual sede del Departamento e Instituto quedará sólo para impartir clases y poco a poco será devorada por la ya presente soledad de sus pasillos. ¡La historia me está dando la razón, pero, repito, ojalá esté equivocado! Nota: Todo lo aquí señalado puede ser constatado en las actas del Consejo Técnico del Instituto y el libro de actas de reuniones del MIZA.

No hay comentarios.: